Biología Computacional en Colombia ¿Cómo vamos?

Biología Computacional en Colombia

Hace 6 años un grupo de científicos e investigadores colombianos escribieron una revisión en una revista internacional sobre el estado de la Biología Computacional en Colombia 1. En aquel momento, esta área de la ciencia era un campo de rápido desarrollo en el mundo, pero en nuestro país solo unos pocos hablaban de él. Este campo interdisciplinario que reúne a matemáticos, ingenieros de sistemas, físicos y cualquier investigador de las ciencias de la vida, está revolucionando la forma como se estudia la vida, con nuevos métodos matemáticos y computacionales para la generación, análisis e interpretación de datos biológicos.

Como todo campo científico, la primera generación de biólogos computacionales en Colombia fueron aquellos que se formaron a pulso, impulsados por la necesidad de incorporar nuevas herramientas para el análisis de los datos que cada vez subían más en volumen y representaban nuevos retos para los investigadores. Ellos se introdujeron en este campo sin una formación formal en biología computacional pero con las ganas de incorporar las metodologías y aplicaciones que se estaban desarrollando en el resto del mundo y con la convicción que esta área de estudio traería las ventajas de reducir ese gap científico entre nuestro país y países desarrollados, que es tan marcado en otros campos de las ciencias de la vida.

En aquel reporte, después de mencionar algunos de los campos en los que la biología computacional se estaba desarrollando en el país, los autores se atrevieron a proponer las áreas en las que este nuevo campo debería crecer en Colombia en los próximos años. En resumen proponían: A) la necesidad de crear programas académicos interdisciplinarios de pregrado y posgrado en el área. B) la generación de fuentes de financiamiento para proyectos computacionales en particular por parte del Ministerio de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC). C) desarrollar una plataforma nacional para compartir herramientas y datos computacionales, y D) crear una Sociedad Colombiana de Bioinformática que permitiera la organización del gremio y la planeación de reuniones anuales.

Al parecer ellos no estaban tan desatinados; 6 años esta ciencia en Colombia aún se encuentra en su infancia, pero definitivamente se han dado pasos importantes para consolidar este dinámico campo de la investigación. A la fecha contamos con programas de maestría, en la Universidad de los Andes 2 y la Universidad Nacional3 (Sede Bogotá, inicialmente), que ofrecen títulos de posgrado en Biología Computacional o Bioinformática y existen planes de un tercer programa interinstitucional en la ciudad de Manizales. En esta importante tarea de formación del talento humano, no solo contamos con la primera generación de biólogos computacionales honoríficos, sino que comenzamos a tener una segunda generación que regresan al país después de recibir entrenamientos formales en bioinformática en el exterior. Así reinvertimos en el talento humano y comenzamos a formar estudiantes en nuestro país.

Sobre las fuentes de financiación y la plataforma nacional, aún nos falta bastante por avanzar. Con la creación del Centro de Bioinformática y Biología Computacional (BIOS) en Manizales4, se dio un paso gigante en esta dirección, en particular porque se dio un mensaje muy claro del gobierno nacional a través de Colciencias y de MinTIC que mostraba que la biología computacional es un área de interés para el desarrollo científico en Colombia. La financiación se mueve a un ritmo un poco más lento, pero con el tiempo BIOS comienza a tomar más forma como un eje articulador entre los diferentes grupos de investigación trabajando en el área.

A propósito de los grupos de investigación, cada vez son más los grupos interesados en trabajar en esta área, abordando problemas desde perspectivas muy diferentes como el desarrollo de software y algoritmos eficientes para el análisis de datos; todo el movimiento de minería de datos y el “Big Data” que es tan claro y palpable en el área de bioinformática y donde son más los datos que se generan que los investigadores entrenados para analizarlos. Hasta los proyectos de aplicación directa de las soluciones bioinformáticas que acopladas a las nuevas técnicas de secuenciación están afectando la forma como el mundo estudia desde la diversidad y la conservación hasta la salud y la agricultura. Ese incremento en el interés de grupos de investigación ha llevado a que este año se realice el “III Congreso Colombiano de Biología Computacional y Bioinformática; Medellín 17-19 Septiembre”5, evento bi-anual que ya llega a su tercera edición, donde investigadores nacionales e internacionales se reúnen a discutir los avances en las diferentes áreas de la bioinformática y donde se planea finalmente poner en concreto esa sociedad nacional que tanto tiempo lleva siendo propuesta.

En resumen, la biología computacional es un área interdisciplinar de la ciencias que lleva casi una década afianzándose en el país. Hemos avanzado bastante y contamos con grupos de investigadores, programas académicos, centros nacionales y reuniones y congresos, pero el camino aún es largo. La necesidad de personal altamente calificado capaz de analizar y manipular datos biológicos es grande, los interesados son muchos, pero las oportunidades de financiación tanto de proyectos educativos como investigativos en estas áreas aún es limitado y la necesidad de una sociedad que agremie a los diversos investigadores del área es imperativo para poder seguir luchando unidos por mayores oportunidades. Pero como todo campo en rápido desarrollo tiene un futuro lleno de retos, pero bastante prometedor.

Sobre el autor
Alejandro Reyes Munoz Alejandro Reyes Munoz (1 Entrada(s))


Alejandro Reyes Muñoz, Microbiólogo de la Universidad de los Andes con Maestría en Ciencias Biológicas de la misma Universidad. Doctor en Biología Computacional y de Sistemas de Washington University in Saint Louis. Con más de 10 años de experiencia en investigación en Biología Molecular y microbiología participando en proyectos de desarrollos de tecnologías y métodos computacionales para la identificación y caracterización de microorganismos usando tecnología de última generación. Profesor asistente del Departamento de Ciencias Biológicas desde 2013, profesor asistente adjunto del departamento de Patología e Inmunología de Washington University in Saint Louis y co-coordinador de la maestría en Biología Computacional.

AVISO LEGAL: Los artículos aquí registrados expresan la opinión de sus autores y colaboradores. Este sitio no representa necesariamente la opinión del DEPARTAMENTO DE INGENIERIA DE SISTEMAS Y COMPUTACION ni de la UNIVERSIDAD DE LOS ANDES.


Tweet about this on TwitterShare on Facebook14Share on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

Comentarios

Biología Computacional en Colombia ¿Cómo vamos? — 2 comentarios

  1. soy ingeniero de sistemas con una maestria en seguridad informatica, siempre e querido entrar al mundo de la bioinformatica ya que puedo aportar mucho a este tema …..como puedo entrar a este mundo……espero pronta respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles