Planificar o no planificar

En estos días de debate entre “ágiles” y “pesados”, la cuestión sobre la necesidad de planificar o no, y si se decide planificar, en qué grado es un punto de discusión que genera acalorados debates.

Para encauzar la conversación uno debería primero definir qué entiende por planificar y cuál es su propósito. Cuando hablamos de planificar mucha gente piensa en la construcción de una red de actividades que diga en que van a estar trabajando Juan y María dentro de siete meses a las cuatro de la tarde. Si a esto nos referimos por planificación, no hay razón para debatir nada, es una pérdida de tiempo.


Mi idea de planificar no es esta. Un equipo planifica porque quiere entender cómo va hacer el trabajo antes de comenzarlo. Esto ayudar a evitar traspiés previsibles. Planificar también es necesario para que aquellos que vayan a recibir los resultados de nuestro desarrollo puedan a su vez planear sus propias actividades sobre la base de nuestros compromisos. Finalmente planificar sirve para coordinar el trabajo de la gente involucrada en el proyecto.
Aceptando la premisa que la planificación, tal como fue descrita en el párrafo anterior es necesaria, la cuestión es con qué grado de detalle y anticipación hacerla. Erling S Andersen [1], un profesor noruego, propone una planificación basada en hitos, donde cada hito es un resultado intermedio que el proyecto debería alcanzar o un compromiso relevante a las partes como una aprobación o la entrega de un material. Los hitos son mucho más estables que las actividades conducentes a su realización, por lo tanto una planificación basada en ella es más resistente a cambios y demoras parciales. La planificación mediante hitos, se basa en una relación de final a final entre los hitos. Esta relación dice que un hito, por ejemplo la prueba de un software, no puede alcanzarse hasta que la programación de ese mismo software no se haya completado. Este enfoque es bien diferente de la planificación tradicional, basada en relaciones de “final” a “comienzo”, que en el caso del ejemplo precedente sería que la prueba de software no puede comenzar hasta que la programación termine. Las relaciones de final a final, no dicen nada con respecto a cuándo las actividades deberían comenzarse o cuáles han de ser. Esto da considerable flexibilidad en cuanto a la planificación por “olas”[2] o por iteraciones mientras que al mismo tiempo impone un marco de previsibilidad al proyecto.
Establecer la fecha de cumplimiento de los hitos no requiere de un calendario detallado de actividades. Estas pueden ser determinadas, teniendo en cuenta las dependencias entre hitos, una curva de disponibilidad de esfuerzo y las estimaciones del esfuerzo requerido para alcanzar el hito. La figura 1 ilustra el proceso.
Los lectores interesados en este y otros temas relacionados con la estimación y planificación de proyectos pueden encontrar información adicional en la página del autor AQUÍ

[1] Warning: activity planning is your project’s health!, Erling S. Andersen, International Journal of Project Management Vol. 14, No. 2, pp. 89-94, 1996

[2] Del ingles “rolling wave planning”, Gregory D. Githens, PMP, Proceedings of the 29th Annual Project Management Institute 1998 Seminars & Symposium, Long Beach, California.

Figura 1. Proceso de planificaión por hitos

 Figura 1. Proceso de planificación por hitos.

Sobre el autor
Eduardo Miranda Eduardo Miranda (1 Entrada(s))


Invitado Associate Professor Institute For Software Research Carnegie Mellon University

AVISO LEGAL: Los artículos aquí registrados expresan la opinión de sus autores y colaboradores. Este sitio no representa necesariamente la opinión del DEPARTAMENTO DE INGENIERIA DE SISTEMAS Y COMPUTACION ni de la UNIVERSIDAD DE LOS ANDES.


Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

Comentarios

Planificar o no planificar — 1 comentario

  1. Buenos días

    Por lo que pude entender, el manejar hitos en planeación es mejor que la planeación tradicional, pero viendo el ejemplo encuentro que en realidad no es mucho el cambio
    “La planificación mediante hitos, se basa en una relación de final a final entre los hitos, por ejemplo la prueba de un software, no puede alcanzarse hasta que la programación de ese mismo software no se haya completado”

    Lo único que conseguimos es desligarnos un poco de las fechas de inicio y final de un proyecto e ir verificando el estado en las diferentes etapas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles