Sis-Temas Editorial: ¿Estudiar sistemas?

Hace unos años en Estados Unidos se acuñó el término STEM (Science, Technology, Engineering, Maths) para hacer referencia a profesiones conducentes a empleos de alta tecnología. El acrónimo surgió por la percepción de una falta de candidatos para estos trabajos lo que tendría graves consecuencias para el liderazgo internacional de Estados Unidos.
Se inició incluso un debate nacional para facilitar la inmigración y la otorgación de visas de trabajo a profesionales de estas áreas.
Muchos estudios, no solo en Estados Unidos sino en Europa, se han dedicado a analizar las consecuencias de la baja proporción de estudiantes de estas carreras, y otros tantos a analizar sus causas. La pérdida de competitividad y de independencia tecnológica aparecían entre las primeras y las deficiencias en la educación secundaria entre la segundas. Todo parece indicar que la manera como se enseñan estas disciplinas en la secundaria genera todo tipo de reticencias entre los estudiantes para seguir un camino en el marco de las carreras STEM de educación superior.

En nuestro país no se ha analizado con el mismo rigor el problema pero ya aparecen signos de preocupación en el horizonte lo que es muy importante para afrontar el problema. En el caso de una economía en desarrollo el problema es de una gravedad para mi gusto mayor a la de los países desarrollados. Ante la incapacidad de resolver el déficit de profesionales por inmigración masiva (los países en desarrollo no son un destino tan atractivo para un profesional de estas áreas como si lo puede ser un país de alto desarrollo y mejor calidad de vida), los países optan por basar su progreso en productos de bajo valor agregado. Y si, como en el caso de Colombia, se dispone de recursos naturales, la tentación para el gobierno de turno de concentrarse en su explotación es muy alta.
Esta coyuntura hace entonces que sea muy difícil revertir la tendencia de la baja demanda por programas STEM. Y sin embargo, se ha demostrado que el desarrollo de un país está altamente correlacionado con su capacidad de generar alto valor agregado a sus exportaciones. Países como Corea, India, Israel e incluso China lo han entendido así y han apostado por generar una base de profesionales altamente calificados que puede transformar la economía de sus países. Esa base se convierte en atractor de multinacionales que requieren de esos profesionales y que no los encuentran en sus países con lo cual se crea un círculo virtuoso de inversión, innovación y desarrollo.

Desde nuestra posición como Departamento líder en programas de Ingeniería de Sistemas y Computación, entendemos que nuestro rol es aumentar la oferta de posibilidades de desarrollo de nuestra área, con la máxima calidad, y en consonancia con el desarrollo del sector. Por eso en los últimos años hemos consolidado una escuela de posgrado y un relacionamiento con el sector externo que nos permite aportar el desarrollo de este círculo virtuoso y aprovechar nuestra experiencia para que entre todos (academia, industria y estado) generemos las condiciones que permitan a Colombia exportar no solo su talento sino sus productos y servicios en la competitiva economía global.

Sobre el autor
Harold Enrique Castro Barrera Harold Enrique Castro Barrera (1 Entrada(s))


Profesor Asociado Universidad de los Andes.

AVISO LEGAL: Los artículos aquí registrados expresan la opinión de sus autores y colaboradores. Este sitio no representa necesariamente la opinión del DEPARTAMENTO DE INGENIERIA DE SISTEMAS Y COMPUTACION ni de la UNIVERSIDAD DE LOS ANDES.


Tweet about this on TwitterShare on Facebook57Share on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

Comentarios

Sis-Temas Editorial: ¿Estudiar sistemas? — 2 comentarios

  1. Estimado Harold:

    El programa de Ingenierìa de Sistemas de la Universidad de Cundinamarca – Secc. Ubatè, Universidad de la regiòn y provincia de Ubaté, es conciente de esta problemàtica y necesidad; estamos buscando la posibilidad de establecer un convenio con su Departamento; nos podrìan ayudar ?

  2. Harold,

    yo creo que tenemos un problema, debemos mejorar los modelos de negocio de las nuevas empresas basadas en TI.

    Porque no nos enseñan que outsourcing no es un modelo viable para alcanzar en desarrollo del país?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles